BODEGA AUGUSTO PULENTA

En el departamento de San Martín, provincia de San Juan, entre la Cordillera de los Andes y las Sierras del Pie de Palo, comenzó a construirse en 1901 el establecimiento de bodega que hoy atesora en sus anchas paredes de adobe una historia rica en anécdotas y sucesos. Ser uno de los pocos edificios que resistieron los tres terremotos ocurridos desde 1944 la convierte prácticamente en un patrimonio provincial.

BODEGAS BÓRBORE

La historia comienza en 1936 cuando Don José Bórbore, inmigrante italiano, inició su actividad industrial creando una pequeña bodega en las sierras de Pie de Palo, al este de la ciudad capital de San Juan. En el año 2000 es adquirida por la familia Berzenkovich, de larga tradición vitivinícola en la región, iniciando una nueva etapa en la compañía.

La historia comienza en 1936 cuando Don José Bórbore, inmigrante italiano, inició su actividad industrial creando una pequeña bodega en las sierras de Pie de Palo, al este de la ciudad capital de San Juan. En el año 2000 es adquirida por la familia Berzenkovich, de larga tradición vitivinícola en la región, iniciando una nueva etapa en la compañía.

BODEGA MERCED DEL ESTERO

Se construyó en la margen derecha del estero de Zonda, con una superficie de 500 m2.
Su edificación es apta para climas locales, cálidos. Con paredes dobles, con grandes espesores de aislantes entre ambos muros y techo, lo que le permite mantener temperaturas bajas en el interior.
La bodega cuenta con una capacidad actual de 75 mil litros y con una capacidad a futuro de 100 mil litros.
La tecnología es de avanzada, lo que le permite al enólogo, una vinificación de excelencia.

VIÑAS Y BODEGAS
FAMILIA GRAFFIGNA YANZÓN

En 1865 llegó a San Juan, proveniente de Italia (Borsonasca, Génova), vía Chile, don José Graffigna (tatarabuelo de la actual generación), con el objeto de dedicarse a la actividad vitivinícola. Con ese fin adquiere una propiedad en lo que es hoy el departamento Santa Lucía de la provincia de San Juan. Planta sus primeras viñas y construye la bodega a la que denomina “San José”.

En 1865 llegó a San Juan, proveniente de Italia (Borsonasca, Génova), vía Chile, don José Graffigna (tatarabuelo de la actual generación), con el objeto de dedicarse a la actividad vitivinícola. Con ese fin adquiere una propiedad en lo que es hoy el departamento Santa Lucía de la provincia de San Juan. Planta sus primeras viñas y construye la bodega a la que denomina “San José”.

BODEGA LA GUARDA

Bodegas La Guarda comercializa sus vinos desde hace más de 20 años en Argentina y exporta a países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Brasil, México, Corea y China.
La topología de San Juan, conocida como “La Tierra del Sol”, comprende montañas, valles y ríos de agua de glaciares de fusión de la Cordillera de los Andes. Estas características crean condiciones únicas para cultivas las mejores uvas y hacer
vinos excepcionales.